NUEVA TECNOLOGÍA PARA EL ALMACENAMIENTO DE UVAS

Producir y comercializar uvas de calidad superior de la manera más rentable y sostenible posible, esa es la misión de Agrivale, una de las principales productoras de uvas de mesa del Valle del Río San Francisco, al noreste de Brasil. Fundada en 1996, la compañía goza de una excelente reputación no solo por desarrollar y producir uvas crujientes y de gran sabor, sino también por mantener una relación ecuánime y ética con sus empleados, proveedores y el medio ambiente.

En los últimos años, la demanda mundial de uvas de mesa ha aumentado debido al incremento en los ingresos disponibles y a que los hábitos alimenticios han cambiado e incluyen un mayor consumo de frutas frescas. Las uvas contienen una gran variedad de nutrientes, en particular vitaminas C y K; además, son ricas en antioxidantes, los cuales ayudan a reparar células dañadas y a prevenir enfermedades crónicas.

Case study grapes brazil content

Los avances tecnológicos empleados para el almacenamiento de las uvas también han contribuido al crecimiento del mercado, y en marzo de 2021, Agrivale invitó a Güntner a modernizar los enfriadores de aire de su cámara frigorífica para uvas, construida hace 18 años. La cámara de 2160 metros cúbicos almacena 250 toneladas de fruta a una temperatura de entre 0 °C y -0,5 °C.

«Las uvas producidas en el Valle de San Francisco son muy sensibles y tienen un alto valor añadido», comenta Luciano Costa, representante de ventas técnicas de Güntner en Brasil. «La estabilidad de la temperatura ambiente y la humedad del aire fueron elementos clave a considerar durante el proyecto, y todo con el objetivo final de garantizar la generación de las bajas temperaturas requeridas para que el producto final gozara de una excelente calidad».

Pero la temperatura no era el único factor importante. Como es tradicional en la producción de uvas, en la cámara se conservan sobres pequeños de metabisulfito de sodio. Esta sal reacciona con el agua y genera dióxido de azufre, que ayuda a prevenir la formación de hongos en la fruta. Pero con el tiempo, este químico acabó corroyendo el intercambiador de calor existente.

«De ahí que no solo nos enfocáramos en el enfriador de aire», agrega Costa.

«ADAPTAMOS EL SISTEMA DE ENFRIAMIENTO DE GÜNTNER METICULOSAMENTE PARA QUE FUERA RESISTENTE A ESTE AMBIENTE TAN AGRESIVO Y ASÍ GARANTIZAR UN EQUIPO CON UNA VIDA ÚTIL MÁS PROLONGADA QUE LA DEL ANTERIOR».
LUCIANO COSTA REPRESENTANTE DE VENTAS TÉCNICAS, GÜNTNER

Se instalaron seis Enfriadores de Aire Cubic VARIO de Güntner que emplean menos amoníaco que los intercambiadores de calor anteriores y son más ligeros y compactos. Además, los serpentines de acero inoxidable y la aleta con recubrimiento epóxico de estos enfriadores de aire son ideales para resistir los elementos químicos corrosivos de la atmósfera en el interior de la cámara frigorífica. El equipo cuenta con ventiladores especialmente diseñados para Güntner para generar la circulación de aire en la cámara; también se incluyó un colector aislado para evitar la condensación y un carenado de aluminio-magnesio con pintura en polvo epóxica.

De acuerdo con Ramón Barbosa, Gerente general de operaciones de Agrivale, la solución de enfriamiento de Güntner ha funcionado a la perfección. «Estamos muy satisfechos con el rendimiento de la cámara frigorífica, desde el acabado de los enfriadores de aire y su atractivo visual, hasta los bajos niveles de ruido ambiental», comenta.

«QUEDAMOS MUY IMPRESIONADOS CON LO FÁCIL QUE FUE EL PROCESO DE INSTALACIÓN. TODO SE PLANEÓ CON ANTELACIÓN Y LOS PUNTOS DE FIJACIÓN SE MANTUVIERON CERCA DE LOS DEL EQUIPO ANTERIOR, LO QUE PERMITIÓ USAR LA ESTRUCTURA EXISTENTE SIN NECESIDAD DE MODIFICACIONES ADICIONALES».
RAMON BARBOSA GERENTE GENERAL DE OPERACIONES, AGRIVALE

«El historial de temperatura muestra niveles estables y una mejora significativa en la calidad del aire frío», agrega. «En comparación con la solución de enfriamiento anterior, se ha registrado una importante reducción en la formación de escarcha; como consecuencia, hemos logrado que el proceso de deshielo sea mucho más eficiente. Después de poner la cámara frigorífica en funcionamiento, monitorizamos su rendimiento durante un periodo especifico, y la calidad del sistema de enfriamiento fue tan alta que actualmente empleamos las mismas condiciones ambientales en nuestras uvas de exportación».