Ayudamos A Transformar La Cadena De Abastecimiento Alimentaria Con Soluciones Respetuosas Con El Medio Ambiente

Hoy en día, la producción y transporte de ganado, cultivos y alimentos son responsables de alrededor del 25 % de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero. Esto significa que el sector de la elaboración de alimentos puede ser crucial en los esfuerzos para reducir el calentamiento global mediante la implementación de prácticas más sostenibles y el uso de tecnologías más respetuosas con el medio ambiente.

La cadena de supermercados con precios bajos Aldi lleva años comprometida con minimizar su impacto en las personas y el planeta. Aldi Nord Group, que opera en Alemania y en varios países europeos con el eslogan “Es bueno para todos”, tiene como meta principal facilitar el consumo sostenible al precio más bajo posible para toda su clientela. El grupo tiene un interés particular en la protección del clima, por lo que emplea la tecnología de calefacción y refrigeración más avanzada para cumplir con el límite de 1,5 °C establecido por el Acuerdo de París.

Las políticas de dicho acuerdo se ven reflejadas en el centro logístico construido recientemente en Lisi Ogon, un pueblo al norte de Polonia. El grupo planea abrir en ese país alrededor de 600 tiendas en los próximos cinco años, por lo que el nuevo centro de distribución apoyará dicha expansión al abastecer a 100 tiendas en la región, para eventualmente llegar a 250. El tiempo de entrega a las tiendas existentes se ha reducido un 30 %, lo que ayuda a garantizar que los consumidores puedan disponer de alimentos frescos y reduce la cantidad de gases contaminantes emitidas por los vehículos empleados en el transporte.

El centro de 43.300 mfue construido por la promotora inmobiliaria Panattoni, la cual dio prioridad absoluta a controlar el impacto que la obra tuviera en el medio ambiente. El inmueble, el cual recibió la calificación de "muy bueno" por parte de BREEAM —la certificación más importante del mundo en el ámbito de las construcciones sostenibles—, ostenta con orgullo el logotipo de dicha certificación. Sus múltiples soluciones ecológicas incluyen iluminación LED y estaciones de carga para vehículos eléctricos; además, se está construyendo una granja fotovoltaica que proporcionará energía al edificio.

El área de almacenamiento frigorífico del centro es de 11.000 m2, y los requisitos de Aldi para el sistema de enfriamiento son un reflejo de su compromiso con la sostenibilidad. Uno de ellos es el uso de refrigerantes naturales, una medida que el grupo ha fomentado tanto en sus tiendas como en sus centros logísticos. El centro de Lisi Ogon cuenta con uno de los sistemas de enfriamiento con CO2 transcrítico más grandes en Polonia.

El sistema frigorífico fue instalado por Schiessl Polska, una empresa que lleva más de 25 años ofreciendo soluciones técnicas ecológicas y de bajo consumo.

«ERA NECESARIO EMPLEAR TECNOLOGÍA DE REFRIGERACIÓN DE ALTA CALIDAD QUE CUMPLIERA CON LOS PARÁMETROS DE ENFRIAMIENTO REQUERIDOS Y QUE TAMBIÉN OFRECIERA TANTO UN CONSUMO ENERGÉTICO LO MÁS BAJO POSIBLE COMO UNA VIDA ÚTIL PROLONGADA Y SIN COMPLICACIONES. DE AHÍ QUE NOS DECANTÁRAMOS POR GÜNTNER».
MACIEJ BERNACKI GERENTE DE PROYECTOS, SCHIESSL POLSKA
Case study supermarket logistics poland content

En total, Günter entregó al centro cuatro Enfriadores de Gas Flat VARIO, dos Enfriadores de Gas Flat COMPACT, dos Enfriadores de Gas V-shape VARIO, 38 Enfriadores de Aire Cubic VARIO y cuatro Enfriadores de Aire Blast para ofrecer refrigeración de choque para placas eutécticas. La capacidad total del sistema de enfriamiento es de más de 1.850 kW para líneas de temperatura media y de 740 kW para líneas de temperatura baja.

«Fue un proyecto sumamente desafiante, ya que casi todas las piezas fueron hechas a la medida a fin de cumplir con los requisitos específicos del centro», comenta Bernacki. Muchas de las unidades eran muy grandes, de modo que tuvieron que diseñarse para que acceder a ellas y darles mantenimiento fuera sencillo. Además, se agregaron registros a los enfriadores de aire de la cámara de congelación para mejorar el proceso de desescarche, y se realizaron modificaciones especiales a los ventiladores.

«Como siempre, Güntner demostró ser un colaborador profesional y comprometido al mantener los más altos estándares de calidad a lo largo de todo el proceso», agregó Bernacki. «Y todo esto fue complementado por la calidad excepcional de los equipos entregados».

Una excelente muestra del éxito del proyecto fue el momento en el que el sistema de enfriamiento fue activado por primera vez. A pesar de que ese día la temperatura exterior era de 38 °C, todo funcionó a la perfección y los parámetros se cumplieron sin problemas.

«ESTE ES EL EJEMPLO PERFECTO DE CÓMO EMPLEAR REFRIGERANTES NATURALES Y SOLUCIONES DE BAJO CONSUMO EN EL CENTRO LOGÍSTICO A GRAN ESCALA DE UNA EMPRESA DE SUPERMERCADOS. GÜNTNER SE ENORGULLECE DE ACOMPAÑAR AL SECTOR ALIMENTARIO EN SU RECORRIDO HACIA UN FUTURO MÁS SOSTENIBLE».
ALBERT BOKISZ INGENIERO DE VENTAS, GÜNTNER