Ahorro De Energía Y Agua En La Criptominería

La primera transacción con bitcoins tuvo lugar en 2010 cuando el programador Laszlo Hanyecz usó 10.000 bitcoins para pagar dos pizzas. Durante los años siguientes, el valor de la criptomoneda se disparó, lo que significa que si Hanyecz no hubiera gastado esos bitcoins, en la actualidad tendrían un valor de alrededor de 260 millones de dólares.

El aumento del precio del bitcoin y otras criptomonedas no solo ha enriquecido a muchos inversores: también ha beneficiado a quienes se dedican a lo que conocemos como “criptominería”. Esta consiste en la generación de nuevas monedas mediante la verificación de transacciones en la cadena de bloques. Estos procesos se llevan a cabo resolviendo problemas matemáticos extremadamente complejos en ordenadores de gran potencia. El primer “minero” que obtiene la respuesta correcta recibe una cantidad predeterminada de una criptomoneda específica.

La criptominería requiere una potencia de procesamiento significativa que consume grandes cantidades de energía. Además, los circuitos generan mucho calor, lo que significa que también se requiere energía para enfriarlos.

Dado que todo el proceso consume grandes cantidades de energía, los criptomineros normalmente se ubican en aquellos países o localidades en los que la electricidad es barata, como por ejemplo los Estados Unidos, país que cuenta con el mayor número de criptomineros del mundo. Y dentro de los EE. UU., los mineros suelen concentrarse no solo en los estados con electricidad barata, sino en áreas dentro de dichos estados en las que los costes son más bajos.

Este es el caso de Texas, uno de los estados más populares para la criptominería, y donde el sector eléctrico está desregulado y los precios pueden variar considerablemente de una ciudad a otra. Esta es la razón por la que una compañía criptominera se ha asentado en una de las áreas más remotas del estado. Y aunque se beneficia de la electricidad de bajo precio disponible en el lugar, también tiene que afrontar un reto: la escasez de agua. De ahí que fuera necesario que su centro de datos contara con un sistema de enfriamiento que no solo consumiera poca energía eléctrica sino también la menor cantidad posible de agua.

Como ya es común en el sector de la criptominería, se instaló un sistema de enfriamiento por inmersión en el centro de datos a fin de regular la temperatura de los servidores, los cuales operan a su máxima capacidad durante todo el año. Dichos servidores se sumergen en tanques con un fluido no conductor que es bombeado a un intercambiador de calor intermedio que se enfría con agua. Esto elimina la necesidad de disponer de un sistema de enfriamiento de aire a base de ventiladores y de alto consumo energético para los servidores.

¿Y qué pasa con el ahorro de agua? Aquí es donde interviene la tecnología de enfriamiento de Güntner.

«COMO LAS INSTALACIONES CUENTAN CON UN SUMINISTRO DE AGUA LIMITADO, IMPLEMENTAR UN SISTEMA DE ENFRIAMIENTO EVAPORATIVO ERA NO SOLO IMPRÁCTICO SINO TAMBIÉN IMPOSIBLE. DE AHÍ QUE OPTÁRAMOS POR UN SISTEMA ADIABÁTICO QUE PERMITE QUE EL CENTRO OPERE CON EFICIENCIA MÁXIMA SIN NECESIDAD DE UN SUMINISTRO DE AGUA CONSTANTE».
ALEX SCHAFER GERENTE DE DESARROLLO COMERCIAL DE CENTROS DE DATOS, GÜNTNER

La solución de enfriamiento para los servidores fue concebida por Midas Immersion Cooling, una compañía experta en el área del enfriamiento por inmersión que se puso en contacto con Güntner, quien suministró el equipo de evacuación de calor necesario. Güntner pudo realizar un modelo del rendimiento de su propuesta para el sistema de enfriamiento , así como calcular su consumo de agua y electricidad. Como resultado, proporcionó varias docenas de Enfriadores de Fluido V-shape VARIO con hydroBLUTM.

Case study data center cooling usa content

El sistema de paneles de humidificación de preenfriamiento adiabático de hydroBLUTM permite que un sistema de enfriamiento opere con una eficiencia máxima a la vez que solo emplea agua cuando la temperatura ambiente se eleva por encima de un nivel predefinido. Los paneles se humedecen por medio del sistema de control inteligente de Güntner, el cual monitoriza continuamente la cantidad de agua aplicada, la velocidad del ventilador y la temperatura del aire ambiente.

Esta resultó ser la solución ideal, ya que permitió cumplir con los requisitos de evacuación de calor del centro de datos y gestionar los recursos de sus servicios. A pesar de que hoy en día los servidores enfriados por inmersión se emplean principalmente en la criptominería, todo apunta a que su uso se extenderá a actividades más genéricas, y el éxito de este proyecto demuestra su eficiencia y simplicidad en comparación con los centros de datos enfriados por aire.

«ELEGIMOS A GÜNTNER DADA LA CALIDAD Y RENDIMIENTO DE SUS PRODUCTOS. PODEMOS ENCARGAR UN ENFRIADOR DE FLUIDO GÜNTNER EN CUESTIÓN DE MINUTOS, Y VIENEN PREPROGRAMADOS AL GRADO DE QUE SOLO TENEMOS QUE SELECCIONAR LA TEMPERATURA OBJETIVO».
MARIO CONTI VICEPRESIDENTE DE INGENIERÍA, MIDAS IMMERSION COOLING