En El Punto De Mira: Refrigerantes Naturales

«Esta es la década de los refrigerantes naturales, la década en la que se alzarán como la fuerza dominante en varios sectores», comentó Marc Chasserot, fundador y consejero delegado de ATMOsphere, en un debate organizado por Güntner en Chillventa 2022. Se refería al rápido aumento de la utilización de alternativas naturales en el sector de la refrigeración y el enfriamiento frente a los refrigerantes sintéticos, que han demostrado ser perjudiciales para el planeta y la salud humana.

Güntner lleva ya muchos años liderando el uso de refrigerantes naturales, en particular, dióxido de carbono, amoníaco e hidrocarburos. «Casi la mitad de los productos que vendimos en 2022 estaban destinados a su uso con refrigerantes naturales y prevemos que dicha proporción aumente rápidamente en el futuro», comenta Michael Freiherr, director general de Güntner. «Esto no puede ser más que beneficioso para nuestro planeta».
A continuación, analizamos los muchos beneficios de los refrigerantes naturales.

EL ASCENSO Y LA CAÍDA DE LOS REFRIGERANTES SINTÉTICOS

Se ha demostrado que los diferentes gases refrigerantes creados por el hombre son perjudiciales para el medioambiente.


En 1937, el ingeniero americano Thomas Midgley Jr recibió la Medalla Priestley de la American Chemical Society por sus servicios destacados en el ámbito de la química. Su logro consistió en el desarrollo del Freon, el primero de muchos clorofluorocarburos (CFC), hidroclorofluorocarburos (HCFC) e hidrofluorocarburos (HFC), es decir, gases no tóxicos y no inflamables que podían utilizarse como refrigerantes. En décadas posteriores, se fue generalizando su uso en refrigeración industrial, comercial y doméstica.

Sin embargo, el trabajo de Midgley pasaría a la historia sin pena ni gloria. En los años 70, los científicos descubrieron que los CFC estaban causando daños importantes a la capa de ozono de la Tierra, que la protege de la radiación ultravioleta. En 1987, el Protocolo de Montreal prohibió su uso de forma efectiva. Por otro lado, los HCFC, que dañan la capa de ozono de manera similar pero en menor medida, actualmente se han eliminado casi por completo en todo el mundo.

Esto nos deja con los HFC, los refrigerantes sintéticos de uso más habitual en el mundo. Aunque no dañan la capa de ozono, consisten en gases invernadero cientos a miles de veces más potentes que el dióxido de carbono en cuanto a su Potencial de Calentamiento Global (PCG).

Una alternativa sintética a los HFC desarrollada recientemente son las hidrofluoroolefinas (HFO), que representan únicamente un 0,1 % del PCG de los HFC. Sin embargo, tanto HFC como HFO producen ácido trifluoroacético (TFA) a medida que se degradan, lo cual lleva a muchos científicos a considerarlos perjudiciales para el medioambiente, los organismos marinos y los seres humanos.

RAZONES PARA EL CAMBIO

Existe una variedad de factores que están impulsando el cambio hacia los refrigerantes naturales.

NORMATIVA
Como era de esperar, los efectos nocivos de los refrigerantes sintéticos actuales han dado lugar a normativas estrictas para regular su uso. En 2016, 197 países adoptaron una enmienda del Protocolo de Montreal comprometiéndose a reducir el consumo y la producción de HFC más de un 80 % durante los 30 años siguientes. Aun así, los países y las regiones también han introducido medidas reguladoras propias más estrictas. Por ejemplo, en Europa, el Reglamento sobre los gases fluorados de la UE pretende reducir en dos terceras partes las emisiones de gases fluorados, entre los que se incluyen los HFC, para 2030. El reglamento REACH de la UE, que rige qué sustancias químicas pueden fabricarse y utilizarse en la UE, también podría provocar prohibiciones de ciertos HFC.

«El Reglamento sobre los gases fluorados es el acto legislativo más importante del mundo para la industria de la refrigeración y el enfriamiento a la hora de fomentar el uso de refrigerantes naturales», comentó Chasserot. «En otros lugares del mundo, en particular, en EE. UU., se percibe como un modelo a seguir».

En EE. UU., la Ley de Innovación y Fabricación (AIM, por sus siglas en inglés), decretada por el Congreso en 2020, aspira a reducir la producción y el consumo de HFC en el país en un 85 % para 2036. Las propuestas de la Agencia de Protección Ambiental del país prohibirán la fabricación, venta e importación de productos que contengan determinados HFC en los próximos años.

A medida que progresa la investigación de los efectos nocivos de las HFO, es probable que también se introduzcan normativas para restringir su uso.

PREOCUPACIONES ESG
En la actualidad, el pensamiento corporativo está dominado por los asuntos medioambientales. Según un estudio reciente llevado a cabo por la empresa de servicios financieros Morningstar, actualmente nueve de cada diez empresas disponen de o están desarrollando una estrategia oficial para gestionar sus prácticas medioambientales, sociales y gubernamentales. En particular, son conscientes de sus responsabilidades en relación con el Acuerdo de París sobre el cambio climático en torno a la enorme necesidad de rebajar las emisiones de gases de efecto invernadero.

Desde la pandemia de la covid-19, las empresas también han sido testigos de un aumento significativo de las preocupaciones sobre el planeta, tanto por parte del accionista como del consumidor. La investigación realizada por Boston Consulting Group demostró que casi tres cuartas partes de 3000 encuestados en ocho países eran ahora más conscientes de que la degradación del medioambiente supone una amenaza para las personas. Una proporción similar declaró que las preocupaciones medioambientales son tan inquietantes —o más— que las cuestiones de salud.

Por eso, las empresas se preocupan no solo de las emisiones de carbono, sino también del impacto en el planeta en general. «El principio básico es “no hacer ningún daño”», expresa Andreas Hermelink, especialista en energía y sostenibilidad y director de la consultora Guidehouse. «No solo se trata de los gases de efecto invernadero, sino también de evitar soluciones que puedan ser perjudiciales».

ECONOMÍA
El sector financiero tiene un creciente protagonismo en la transición hacia los refrigerantes naturales, ya que las decisiones sobre préstamos e inversiones tienen cada vez más en cuenta factores medioambientales. Por ejemplo, la Net-Zero Banking Alliance, que representa a más de un 40 % de los activos bancarios globales, se ha comprometido a ajustar sus carteras de préstamos e inversiones a proyectos que tengan como objetivo cero emisiones netas de carbono para 2050. Cada vez son más los que consideran que las emisiones directas de los refrigerantes forman parte de esta ecuación.

Además, también hay razones financieras para evitar activos que podrían estar sujetos a normativas futuras. «Evidentemente, puede invertir en soluciones de HFO pero debe tener en cuenta que, en pocos años, dependiendo del lugar del mundo, podrían prohibirse. En ese caso, obviamente tendría un problema», expone Hermelink.

Chasserot coincide: «Existe un riesgo real vinculado con la inversión en este tipo de soluciones, algo que podría acabar significando que tendrá que sustituirlas muy pronto», menciona.

EL CAMINO NATURAL A SEGUIR

El futuro radica en los refrigerantes naturales.


Los refrigerantes naturales evitan todas las dificultades asociadas con los sintéticos. Las emisiones que producen son insignificantes o no generan emisiones de gases de efecto invernadero, no suponen un riesgo medioambiental y están protegidas contra normativas y reparaciones costosas futuras. Su uso respalda los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas: industrialización sostenible, ciudades seguras y sostenibles, acción climática y la seguridad de los océanos.

«LOS REFRIGERANTES NATURALES DEBERÍAN CONTEMPLARSE DESDE EL MISMO PUNTO DE VISTA DE LAS ENERGÍAS RENOVABLES.»
MICHAEL FREIHERR DIRECTOR GENERAL Y CTO, EUROPA

Güntner lleva muchos años desarrollando soluciones energéticas eficientes empleando refrigerantes naturales y fue una de las primeras empresas en lograr la certificación ATMOsphere, un sello de aprobación para los mejores productores de soluciones que utilizan refrigerantes naturales. Asimismo, contamos con nuestro propio laboratorio de última generación para soluciones de CO2 y amoníaco, donde realizamos pruebas, investigamos y desarrollamos, permitiéndonos ofrecer datos de aplicación fiables y seguros.

«En los últimos años hemos trabajado mucho, especialmente en lo relativo a reducir el inventario de refrigerantes dentro del sistema y desarrollando nuevas geometrías de tubos», comenta Ian Runsey, director técnico en Norteamérica y Latinoamérica en Güntner. «Y sobre todo en el caso del amoníaco, hemos estado estudiando maneras de optimizar la metodología de suministro en el evaporador y, de este modo, se logra utilizar mucho menos refrigerante».

Gracias a los avances tecnológicos, los sistemas que emplean refrigerantes naturales también son más competitivos en lo referente a costes que los que utilizan sintéticos. Cada vez hay más casos, en particular, en instalaciones de amoníaco de gran tamaño, en los que los refrigerantes naturales han demostrado ser ya más baratos. Ese es otro factor que impulsa su crecimiento.

«EL USO DE REFRIGERANTES NATURALES SE REMONTA A HACE MÁS DE UN SIGLO, AUNQUE PUEDE DECIRSE QUE EL VERDADERO RESURGIR COMENZÓ EN LA DÉCADA DE 2000, CUANDO LAS GRANDES CADENAS DE SUPERMERCADOS COMENZARON A UTILIZAR CO₂.»
FRANZ SPERL DIRECTOR DE PRODUCTO, GÜNTNER

«Pero es ahora cuando estamos viendo un nivel creciente de aceptación. A menudo la gente no se da cuenta de la importancia que están adquiriendo los refrigerantes naturales en su vida diaria; estos días, prácticamente cada refrigerador de uso doméstico funciona con propano. Hablamos de tecnología de eficacia comprobada que puede integrarse de una manera segura, por tanto, ¿por qué no deberíamos utilizarla en más aplicaciones?»


REFRIGERANTES NATURALES EN ACCIÓN

Las soluciones de tecnología innovadora de Güntner que utilizan refrigerantes naturales están disponibles en sistemas de refrigeración y enfriamiento en todo el mundo.

CO2, CANADÁ
El dióxido de carbono no es ni tóxico ni inflamable, y cada vez se utiliza más en una amplia variedad de entornos, desde supermercados hasta plantas de refrigeración a gran escala. En 2021, el procesador de frutas Emblem Cranberry, ubicado en la provincia canadiense de Quebec, completó el desarrollo de uno de los sistemas de enfriamiento con CO2 transcrítico más grandes del mundo. Incluye un Enfriador de Gas Güntner V-shape VARIO con hydroBLU™, que permite al sistema reducir el consumo de energía y agua.
SABER MÁS

Expert article naturalrefs content ice rink

CO2, NORUEGA
SNØ, el centro cubierto de deportes de invierno de 50 000 m2 situado a las afueras de Oslo, cuenta con tres pistas de esquí alpino y 1 km de esquí de fondo. La temperatura de este espacio enorme se mantiene constante a -2 °C gracias a 28 Enfriadores de Aire Güntner Cubic VARIO que usan dióxido de carbono y ventiladores EC. Se trata del mayor sistema de enfriamiento con CO2 transcrítico de su clase en Noruega. El centro actúa como una bomba de calor gigante y el calor residual se aprovecha para caldear hogares y oficinas en el distrito colindante.
SABER MÁS

CO2, JAPÓN
Cuando Benirei Logistics decidió actualizar el diseño de su almacén frigorífico en Osaka (Japón), reemplazó un sistema que usaba el refrigerante nocivo HCFC R-22 por CO2. El nuevo sistema utiliza un Enfriador de Gas Güntner V-shape COMPACT con hydroBLU™ y ventiladores EC. «Optamos por Güntner por la calidad de sus productos y su amplia experiencia ofreciendo enfriadores de fluido de CO2 en todo el mundo», explica Gaku Shimada, director general de Panasonic, que proporcionó el conjunto de condensación.
SABER MÁS

Case study grapes brazil header

AMMONIA, BRAZIL
El amoníaco tiene un PCG de 0 y es muy utilizado en sistemas de enfriamiento para el almacenamiento de alimentos. En la cámara frigorífica del productor de uva Agrivale, ubicado en el valle del río San Francisco de Brasil, se actualizó el diseño de un sistema de enfriamiento con amoníaco de 18 años de antigüedad usando seis Enfriadores de Aire Güntner Cubic VARIO. Estos emplean menos amoníaco que los intercambiadores de calor anteriores y son más ligeros y más compactos.
SABER MÁS

PROPANE, AUSTRIA
El centro de datos IKB de nueva construcción situado en Innsbruck (Austria) alberga dos Enfriadores de Fluido Güntner V-shape VARIO, que usan propano como refrigerante. El propano no solo tiene un PCG insignificante, sino que también tiene una mayor eficiencia energética que los refrigerantes de HFC más habituales. En 2020, la empresa de construcción Streit-TGA tomó la decisión de utilizar únicamente refrigerantes naturales en sus proyectos. «Además de sus ventajas medioambientales, la eficiencia es mayor y a un menor coste para nuestros clientes», señala Alexander Streit, socio director.